Dominicano pierde apelación en Corte Suprema, podría ser deportado.

El dominicano Luis Ramón Morales Santana, perdió el lunes una larga batalla legal en la Suprema Corte de los Estados Unidos, donde  todos los jueces, excepto uno que se abstuvo, le negaron el derecho de ser estadounidense, aunque es hijo de un ciudadano americano, pero de madre soltera y nacido en la República Dominicana, modificando parcialmente una anacrónica ley de 1940,  que establece diferencia entre los padres no casados, en torno a cuál de los dos, tiene el derecho a hacerles la ciudadanía a los hijos.

El largo proceso en el que estaba envuelto Morales Santana, concluyó con el dictamen de los magistrados decidiendo fortaleciendo  la parte de la ley que trataba de manera diferente a los niños hijos de americanos, nacidos en el extranjero, en el caso de Morales Santana.

La jueza Ruth Bader Ginsburg calificó la ley en vigencia  desde 1940 “de era increíblemente anacrónica” en la forma en que los estereotipa a los  hombres y mujeres en su rol de padres. Ella citó varios casos de discriminación histórica que  argumentó con éxito ante el alto tribunal por el principio de que tener una regla para las madres y otro para los padres es inconstitucional.

Para leer el artículo completo, haga clic aquí.